Sintonízate con tus sentimientos y di Si a lo que realmente consideras importante para ti

Las fiestas navideñas se aproximan y generalmente la tensión empieza a aumentar porque nos vemos enfrentados a situaciones donde se nos hace difícil decir NO.

La clave esta en estar conectados con nuestros sentimientos y conocernos a nosotros mismos, porque si renunciamos a nuestras necesidades personales entonces no estaremos conformes con nosotros mismos y empezaremos a culpar a otros por nuestra propia auto negligencia e infelicidad.

Tomar decisiones solo para complacer a otros es una de las trampas mas grandes en las que podemos caer. Una buena pregunta para hacernos seria; ¿Por qué lo hacemos?

¿Lo hacemos por miedo a perder una relación? ¿O para no alborotar el avispero en la familia? ¿O lo hacemos para que otros nos correspondan en el futuro?  ¿O lo hacemos para ganar la aprobación de los demás y así lograr simpatizarles? ¿O lo hacemos para estar acorde con las normas sociales?

Si este es el caso, no estamos siendo honestos con nosotros mismos y probablemente nuestro sacrificio no habrá valido la pena al final, porque nos llenaremos de ira.  También es posible que nos sintamos abusados y posiblemente pasemos un mal rato, o, a lo mejor las personas no mostraron la apreciación que esperábamos por nuestros actos y terminaremos desilusionados, molestos y con un sentimiento de injusticia incómodo. Como resultado, puede que terminemos culpando a los demás de nuestro disgusto y empecemos a albergar el resentimiento en nuestro corazón.

Por otro lado, si decimos NO cuando así lo sentimos, puede que haya desilusión por parte de otros, rechazo, criticas, pero al final la gente que realmente te aprecia y te quiere estaría dispuesta a respetarte, entender tus limites y continuara haciendo parte de tu vida.

Algo importante para preguntarnos seria; ¿Si la gente no nos respeta porque queremos tenerla en nuestra vida?

Si nosotros no intercedemos por nosotros mismos nadie mas lo va a hacer.  Las personas nos tratan como nosotros se lo permitimos.

Siempre ten en cuenta las razones que te motivan a actuar y está abierto a aceptar que las personas pueden no responder como te gustaría a tus actos.  Si tú estás haciendo las cosas porque así lo deseas desde tu corazón, entonces te será indiferente el resultado, pero si lo que estas haciendo es por los demás crearás todas estas expectativas que te llevaran a la desilusión al final.

Cristina Deneve, MA, AMFT

Supervised by Michael Uram, LMFT

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Call Now search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close